« J.R.R. Tolkien: El lenguaje de un mago | Inicio | Lupo y sus hermanos »

06 enero 2005

Comentarios

Magda

Querida Iris, en los tiempos de la esclavitud reglada debió de ser un infierno vivir para los esclavos. Aquí a América trajeron muchos desde África y los trataban peor de lo que trataron a los indígenas, o igual. Pero de tanto dolor es momento que aun no se quitan su historia de encima.

Actualmente ya no hay esclavos, pero creo que no los hay reglados, desgraciadamente hay un esclavismo diferente: el económico y el político que tiene sumidos a tantos y tantos paises que son pobres gracias al saqueo de que son objetos por los esclavizadores que tienen el poder no solo del dinero, sino de las armas como consecuencia de su ambición desmedida.

En fin, muy interesante tema el que tratas y me gustaria pensar como Murallita que somos libres...

Muchos besitos.

nemomemini

Existe el miedo a la libertad ajena y existe también el miedo inconsciente a ser libres. En cualquier caso, siempre hay algún tipo de miedo que condiciona nuestra actitud ante ella.

Besos, Iris :)

muralla

La libertad para vivir la vida. Tema de discusión a lo largo de los siglos. ¿Estamos predestinados o somos libres?
Quiero creer que somos libres, que las circunstancias y las "casualidades" sólo son escenarios que nos brindan las estrellas, que nuestra libertad empieza en un nacimiento que elegimos y acaba también en otra elección, escondida en el devenir de nuestra vida.
Te quiero. Marmi.

Iris

Mixina queridísima,
Me alegra no sabes cuánto que seas tú precisamente quien ponga este comentario. Muchísimas gracias por Todo, por empeñarte en que lea a Ramón Sampedro, a pesar de que sabes mis resistencias. Sin embargo, a fuerza de que tú me regales sus palabras una y otra vez, y sobre todo, después de leer este texto de hoy, te prometo leerlo porque (sé que tú me entiendes) se lo debo.
Él sí que fue un luchador, tuvo verdaderamente una vida dura y fue suficientemente valiente para vivirla, para lucharla y para abandonarla.
Gracias otra vez y gracias sobre todo por estar en mi vida.
Te quiero.

mixina

Me perdonaras mi Preciosa, pero tus palabras llegan directas a mi, y no puedo más que reforzarlas:

" ¿Cómo es la gente, el ser humano?
Son unos bichos entretenidos. Parece que tratan desesperadamente de devorarse a sí mismos. Se alimentan de dolor. Me parecen unos seres voraces que van comiendo el rabo de una madre que tiene la facultad de regenarse, pero ellos van más deprisa y no le dan tiempo. Es curioso verles discutir si deben o no seguir comiendo. Pero tambien es triste contemplarlos, a unos presos y a otros sueltos, casi todos atemorizados. Llevan tanto tiempo esclavizados que ya perdieron su dignidad. Entregaron su conciencia a los héroes, a los dioses, a los pícaros. Se olvidaron que cada uno de ellos es un heroe, un dios, y un soberano. Cuando se les pregunta si quieren ser dueños de sí mismos, la mayoría dice que sí, pero lo dicen con temor. No se ponen en pie para reclamar ese derecho. Se quedan eternamente arrodillados. No se atreven a pensar, como les aconsejan los verdaderos maestros. Me parece que se encerraron en sus cercados de inteligencia y astucia para protegerse de ser comidos y acabaron siendo prisioneros de sus propios miedos....
...No digas nunca..¡Sea lo que Dios quiera! Tu serás lo que quieras ser.
Preguntate de qué, o de quien eres esclava. Cuando lo sepaas, escapa del redil y no temas adentrarte por cualquier lugar desconocido. Si no le tienes miedo a nada ni a nadie, seguro que cuando tengas ganas de reir o llorar entenderas las causas..."
Ramón Sampedro

Gracias preciosa por tus palabras, por atreverte a escribirlas. Porque palabras como las tuyas o las de Sampedro llenan mi vida de esperanza y sentido..por una batalla infinita, donde siempre necesito seres que me ayuden a no olvidarme que el camino es largo y empinado...pero siempre con un final mágico....

Te Quiero, ya sabes cuanto...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.