« Sombra de luz | Inicio | Renacer »

30 marzo 2005

Comentarios

Iris

Yarince querido,
Efectivamente el Vaticano ha sido sordo durante demasiado tiempo.
Besos muchos

Iris

Grial queridísima,
Gracias por ser una lectora tan fiel.
Muchos besos

Iris

Caballero Zucco,
Como bien sabes Savater no es santo de mi devoción. En todo caso, creo (como tú)que hay muchas personas que viven la religión desde el fundamentalismo, aunque también hay algunas que saben sacar lo esencial de ella y ponerlo al servicio de una buena causa.
Besos

Grial

En nombre de la Iglesia se han cometido las mayores barbaridades...
Muy interesante post.
Zucco: Vicente Ferrer no es cura, fue misionero jesuita, compañia que abandonó en 1970, precisamente por los muchos problemas que le suponía la Iglesia en su afán de ayuda a los necesitados.Está casado con una periodista inglesa.
Un beso :)

Roberto Zucco

Efectivamente. Hay una frase de Fernando Savater (sí, ya sé...)que venía a decir que mientras el pensamiento filosófico no imperase en el mundo, había que aceptar como mal menor el religioso. Venía a decir lo que tú dices. Lo que yo digo es lo siguiente. Creo que en el pensamiento religioso están todos los peores gérmenes. Poner una simple velita a la virgen de lurdes es un acto de similar naturaleza al de lanzar dos aviones contra las torres gemelas. La diferencia es el grado de fundamentalismo irracional que cada uno tiene. Dicho esto, es cierto que hay curas y monjas que lo dan todo por los demás. A mí, qué quieres que te diga, escuchar a Vicente Ferrer me enternece, y lo veo como un hombre tan bueno, generoso y cabal que lo que me extraña es que sea precisamente cura.

Yarince

Hay verdades aplastantes, Iris. La de monseñor Romero lo parece. Ni el Vaticano, sordo como una tapia a la verdad, era incapaz de oírla. Hay en el mundo tanto santo sin orden.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.