« Miguel Hernández | Inicio | Guerreros »

29 marzo 2005

Comentarios

nemomemini

Siempre que salgo a caminar hay un momento en que me quedo mirándola, normalmente al atardecer cuando es aún más alargada y misteriosa. Si tengo una cámara a mano suelo fotografiarla. Tengo muchas fotografías de ese otro yo que sabe más de mi que yo mismo. A veces noto que me mira fijamente y parece querer decirme: "No me preguntes a mi; lo que quieras saber debes aprenderlo por ti mismo".

Muchos besos, Iris :)

Roberto Zucco

Hola. Por fin. Como casi siempre, para leer tus cosas, es necesario acomodarse en el sillón, poner música en el CD (en mi caso Shostakovich), ordenar la mente y comenzar la lectura. Desde el principio, este relato me recordaba, y no sé porqué, una novela de Saramago titulada "Todos los nombres" y que supongo conoces. Entre la música y el personaje de la sombra en mi casa se fue creando un mundo de claroscuros, sólo comparable al que he sentido bullir por dentro de mí, como lector y persona. Me gustaría saber de dónde te viene este rollo presiniestro. Y luego dicen que yo soy dos!

rosa

Iris,me encantan tus relatos, tienen mucho fondo, me hacen pensar y relexionar,me mantiene en tensión hasta el final, me encantaría escribir asi, es el género que más me gusta, eres una maestra.
Estoy en un taller de Relato Corto, espero aprender algo, con los tuyos aprendo mucho, estan perfectamente estructurados.
Un abrazo.
Rosa

Hija del Insomnio


Iré a buscar la mía que la tengo un poquillo abandonada...
Besos preciosa!

muralla

Que fuerza y poder tiene la luz, que para que avancemos y notemos su compañía, nos presta hasta una sombra...
Bicos. Marmi

mixina

Pequeña Gracias!
Me encanta la nueva dimensión que hoy toma mi sombra, sin tu ayuda, sin tu rayo de luz capaz de hacer mi luz y mi sombra más visible, hubiera sido mucho más difícil...
Me siento muy afortunada que en este camino de luz que es mi camino, estés Tu, Ahí, Siempre...el camino al conocerte se carga de sentido y lo embellece...
GRACIAS ADA!
Te Quiero infinitamente, ya lo sabes

(por cierto me encantaron las Dos fotos, gracias por ellas también, sé que como todo lo que procuras hacer está cargado de sentido y cariño)

Brisa

Me he quedado muda, sin palabras, y eso no es muy fácil ;) sombra y luz, no lo había visto de esa forma, la sombra suele tener mala prensa, en cambio es lo que mejor nos indica la presencia de la luz, la que mejor nos recuerda que somos esa luz. Me ha encantado ha erizado mi piel y mucho más ha erizado mi sombra que hoy ha redescubierto su verdadero valor. A cambio de tu regalo yo te dejo un cálido abrazo entre nuestras esencias.

Grial

Qué sería de nosotros sin nuestra infatigable compañera..
Me ha gustado mucho tu post.
Un beso :)

Egonauta

Pues con el calorcito que se avecina yo pienso cobijarme a la sombra del arco Iris que es otra forma de difuminar la sombra sin renunciar a la luz. La sombra, la mía, es una buena compañera, con la que me llevo muy bien. A los que no respetan a su sombra están condenados a que en el sur se les otorgue una denominación cezeante.... ¡Zer malahe, tener mu mala zombra ea!

Besos sin sombra de sombra

Egonauta

Los comentarios de esta entrada están cerrados.