« Desde el interior | Inicio | Vidas de guerra »

18 mayo 2005

Comentarios

Portorosa

El placer ha sido mío, Iris; gracias por la visita.
¿Veinticinco años trabajando contenta? ¡Cómo te envidio! Aunque por supuesto sé que el caso del que hablo no es único, y hay gente muy satisfecha con su trabajo y que disfruta en él, creo que todavía sois excepción.
Enhorabuena por tu blog; por lo que veo, mucha gente lo sigue, y parece que con pasión.

Encantado de saludarte, Iris, un abrazo desde tu tierra.

Brisa

Hoy necesitaba sentirme niña, y he pensado en como me gustaba que me contarán cuentos,así que me he pasado por aquí para que ne acariciarás con uno, ahora me voy tranquila y serena, reviviendo esos momentos mezclados con tus personasjes.

Un bsito y gracias iris.

Roberto Zucco

Bueno, querida, que no te leo... Ahora en esta casa, y visto por donde deriva el blog, te leemos dos no uno, y a los dos nos gusta lo que aquí se escribe, como en esta ocasión.

scape95

Magnífico!!

Grial

Ais eso de "monstruos marinos", creo que los auténticos monstruos del cuento eran "terrestres" ;)
Precioso cuento.
Un beso :)

mixina

Ayyy Iris!
Que necesarios son tus cuentos para el mundo..jeje
Cada vez que los leo, sale de golpe la niña que llevo dentro, y se queda un rato atontada, sonriendo, no queriendo marchar del mundo de tus cuentos.
Estoy pensando en ir a buscar a Cram, Cali y Poli, a ver que me cuentan y de paso a ver si me regalan un abrazo!!

Besitos marinos provovados por cuentos mágicos llenos de tierno bálsamo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.