« Primeira memoria (Primera memoria) | Inicio | Caricias vestidas de adioses »

15 enero 2006

Comentarios

Alejandro Arce

Hola, me parece fantastico encontrar el amor en la constante ausencia del ser querido, me gusto el poema. Te invito a visitar mi blog y a que me dejes algun comentario, con tu nombre y de donde eres, asi de esa manera sé en que debo mejorar, la dire es, gritos-de-mi-alma.blogspot.com, y gracias por los versos

el4dia

no, se , el por que de no ver mas archivos tuyos en este estupendo blog mas alla de abril, me parece increible, lo encontre por casualidad y me quede embobado leyendote.ojala te llegue este comentario, un saludo.

Chusbg

Un deleite leer estas palabras que sabiamente has escogido. Vangelis me gusta mucho, su música transporta hacia sitios que parecía no existían.
Un saludo

Ernesto

Precioso. (Llevo un rato encolado a las teclas, sin que acuda otra palabra a mis dedos). Precioso.

Grial

Magnífico!!
Se que no es original pero es lo que me ha venido a la mente al leerlo...
Me gusta especialmente el final...
"...Laberintos de abrazos, besos de silencio.
Vacío de sueños, abismos de ausencia.
Rayos de ternura, nostalgias eternas.
Auroras en fuga, se detiene el tiempo."

Un placer leerte, un beso :)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.